Meditaciones

Metas

Imagen de complemento

Si

(Rudyard Kipling)

Si puedes conservar la cabeza cuando a tu alrededor
todos la pierden y te echan la culpa;
si puedes confiar en tí mismo cuando los demás dudan de tí,
pero al mismo tiempo tienes en cuenta su duda;
si puedes esperar y no cansarte de la espera,
o siendo engañado por los que te rodean, no pagar con mentiras,
o siendo odiado no dar cabida al odio,
y no obstante, no parecer demasiado bueno, ni hablar con demasiada sabiduria…

Si puedes soñar y no dejar que los sueños te dominen;
si puedes pensar y no hacer de los pensamientos tu objetivo;
si puedes encontrarte con el triunfo y el fracaso
y tratar a estos dos impostores de la misma manera;
si puedes soportar el escuchar la verdad que has dicho:
tergiversada por bribones para hacer una trampa para los necios,
o contemplar destrozadas las cosas a las que habías dedicado tu vida
y agacharte y reconstruirlas con las herramientas desgastadas…

Si puedes hacer un hato con todos tus triunfos
y arriesgarlo todo de una vez a una sola carta,
y perder, y comenzar de nuevo por el principio,
y no dejar de escapar nunca una palabra sobre tu pérdida;
y si puedes obligar a tu corazón, a tus nervios y a tus músculos
a servirte en tu camino mucho después de que hayan perdido su fuerza,
excepto la voluntad que les dice: !Continuad!.

Si puedes hablar con la multitud y perseverar en la virtud,
o caminar entre reyes y no distanciarte de los demás;
si ni los enemigos ni los buenos amigos pueden dañarte,
si todos los hombres cuentan contigo pero ninguno demasiado;
si puedes emplear el inexorable minuto
recorriendo una distancia que valga los sesenta segundos
tuya es la tierra, y todo lo que hay en ella,
y lo que es más, serás un hombre, hijo mío.

– Las actitudes son más importantes que las aptitudes. – Winston Churchill

– Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad, un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad. – W. Churchill

– El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad. – Victor Hugo

– Los cuarenta son la edad madura de la juventud; los cincuenta la juventud de la edad madura. –Victor Hugo

– El hombre que mueve montañas empieza levantando piedras pequeñas.

– ¡Jamás te rindas, nunca desistas, no sucumbas al desánimo y la depresión! Quizás perdiste la primera oportunidad, o más de una, pero quizá no pierdas la última. ¡Sigue creyendo! ¡La tempestad debe terminar, y el arco iris saldrá al final!.

– En la vida lo que determina el destino no es la buena o mala suerte, sino tus decisiones.

– ¡No te conformes con algo que no sea lo mejor de todo!

– Primero asegúrate de que está bien y luego sigue adelante.

– ¡Cree en lo que quieres y querrás lo que crees!

– Cuando has de tomar una decisión, debes preguntarte cuales serán los resultados de la decisión. ¿Serán buenos o malos para ti y para otros? Quizás haya efectos tanto buenos como malos, ese es el momento de hacer una lista de las consecuencias negativas y positivas y sopesar los posibles resultados.

– No te desanines pensando que no puedes hacer nada por mejorar las cosas o que ni siquiera vale la pena intentarlo. Tu sola actitud ya cuenta, porque es imposible que tu vida no afecte a los demás pues nadie puede evitar ejercer influencia sobre otros. “Ninguno vive para sí, y ninguno muere para sí” dice en Ro: 14: 7. Y la verdad es
que aunque sólo demuestres un poco de interés y de amor sincero a los demás, eso ya tiene un efecto muy grande, pues si la persona llega a creer que tú la amas, le será posible creer que Dios también la ama y que hay esperanzas en una solución, aunque no sea terrenal.

– Cuando visites un amigo, se considerado, recuerda que un invitado ve más en un hora de lo que in anfitrión ve en un año.

– Una persona se sabe que progresa si cada error que comete es diferente al anterior.

– Ponerse a soñar con los brazos cruzados no engrandece a nadie. Haz un puente entre tu y tus sueños.

– La audacia da a veces frutos que los cálculos mis profundos no pueden conseguir. – William Shakespeare

– No basta saber, se debe también aplicar. No es suficiente querer, se debe también hacer. – Johann Wolfgang von Goethe

– En el curso de la vida, a todo el mundo se le presentan buenas oportunidades. La diferencia es que unos las toman y otros las dejan pasar.

– Atrévete a correr el riesgo de fracasar, pero no fracases por no atreverte a correr el riesgo.

– El mejor lugar para encontrar una mano que te ayude es al final de tu brazo.

– Las puertas de la oportunidad se abren empujándolas.

– Lo prudente no quita lo valiente.

– Si te caes en tu primer intento, levántate e inténtalo nuevamente. No le eches la culpa a otro. Enfréntate a tus fracasos y decide esforzarte mucho más la próxima vez.

– No es la recompensa lo que eleva el alma, sino el esfuerzo que ha costado esa recompensa.

– La verdad es la realidad, la mentira es un invento.

– Muchos de los grandes éxitos se logran convirtiendo en ventajas las desventajas.

– El éxito debe medirse, no por la posición a la que ha llegado una persona, sino por su esfuerzo por triunfar. – Booker Tallaferro Washington

– No hay cosa por fácil que sea, que no la haga difícil la mala gana. – Joan Lluís Vives

– Sorprendernos por algo es el primer paso de la mente hacia el descubrimiento. – Louis Pasteur

– La mejor manera de huir del mal es perseguir el bien.

– La clave está en tener el coraje para enfrentar todo lo que la vida nos presente. – Teresa de Ávila

– La vida entera es un gran experimento. Entre más experimentos hagamos, más intensamente miremos. – Ralph Waldo

– El éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse. – Winston Churchill

– El éxito no es definitivo, el fracaso no es fatídico. Lo que cuenta es el valor para continuar. – W. Churchill

– Si el presente trata de juzgar el pasado, perderá el futuro. – Winston Churchill

APRENDAMOS A VIVIR

(W.A. Ward)

La aventura de la vida es aprender.
El propósito de la vida es crecer.
La naturaleza de la vida es cambiar.
El reto de la vida es cuidar.
La oportunidad de la vida es servir.
El secreto de la vida es atreverse.
El gusto de la vida es ofrecer amistad.
La belleza de la vida es dar.
El gozo de la vida es amar.

– El hombre más pobre no es el que no tiene dinero, es el que no tiene un sueño.

– El genio comienza las grandes obras, pero sólo el trabajo las acaba. – Joseph Joubert

– El mundo es un libro, y quienes no viajan leen sólo una página. – Agustín de Hipona

– El secreto del éxito es la constancia en los propósitos. – Benjamín Disraeli

– Sólo una cosa vuelve un sueño imposible: el miedo a fracasar. – Paulo Coelho

Dame…

(Irene Sharp)

Oídos que escuchen el clamor de mi hermano,
ojos que vean su necesidad,
pies que me lleven siempre a su lado,
manos que alimenten y puedan sanar.
Y por encima de todo,
lleno hasta rebosar,
un corazón que lo pueda amar.

– Si uno no se entrega a ninguna parte llega.

– No tenemos la culpa de nacer y crecer en el lodo, pero si tenemos la culpa de querer permanecer en éli.

– Busca algo que no sepas hacer bien, y no lo hagas. – Gordon Shumway