Meditaciones

Relaciones con los demás

 

Imagen de complemento

Desafortunadamente, todos tenemos la tendencia a achicar a los demás para engrandecernos a nosotros mismos

– Vadeaba un perro un río llevando en su hocico un sabroso pedazo de carne. Vio su propio reflejo en el agua del río y creyó que aquel reflejo era en realidad otro perro que llevaba un trozo de carne mayor que el suyo. Y deseando adueñarse del pedazo ajeno, soltó el suyo para arrebatar el trozo a su supuesto contenedor. Pero el resultado fue que se quedó sin el propio y sin el ajeno: éste porque no existía, sólo era un reflejo, y el otro, el verdadero, porque se lo llevó la corriente. – Fábula de Esopo

– En las discusiones, el único que escucha los argumentos del otro es el vecino.

– No devuelvas una atención, pásala a otra persona.

– Un amigo verdadero seguirá a tu lado aun después de conocer tus defectos.

– Después de conocer cómo piensas, lo mejor es conocer cómo piensa el otro.

– No acumules tu enojo de un día para otro. Mira de reconciliarte antes del anochecer.

– Si oscurece y tu enojo continúa, fermentará toda la noche, se agrandará y probablemente al día siguiente estarás aún más enfadado y amargado. Has re-sentido y re-vivido la experiencia una y otra vez, tumbado en la cama sin otra distracción para no pensar en el re- sentimiento y tu ira.

– No saber controlar o deshacerte de tu pesar, enojo o rabia, pasa factura a tu salud mental y física. Es un globo que se va hinchando hasta que puede explotar por cualquier pequeñez.

– No llegues a conclusiones basándote en sospechas. “Ante todo guardaros de las sospechas, porque éste es el veneno de la amistad”. – Agustín de Hipona

– La risa es el sol que aleja el invierno del rostro humano. – Víctor Hugo

– Hay una fábula sobre el viento y el sol en la que los dos discutían para ver quién de los dos era más fuerte. El viento dijo: Verás que yo soy más fuerte. ¿Ves ese hombre que tiene puesto un abrigo? Te apuesto que yo puedo conseguir que se lo quite antes que tú. Entonces el sol se escondió detrás de una nube y el viento sopló hasta casi provocar un tornado, pero cuanto más fuerte soplaba, más se aferraba el hombre a su abrigo para que no se le volara. Por fin el viento se detuvo y se dio por vencido; entonces el sol salió de su escondite y le sonrió cálidamente al hombre. Al rato, éste se secó la frente y se quitó el abrigo. Entonces el sol le dijo al viento que la amabilidad y la amistad siempre eran más persuasivas que la furia y la fuerza.

– Uno de los secretos de la increíble popularidad de Teodoro Roosevelt. Hasta sus sirvientes lo querían. Su criado personal, un hombre de color llamado James Amos, escribió un libro sobre él titulado “Teodoro Roosevelt, héroe de su ayuda de cámara”. En ese libro, Amos relata el siguiente incidente revelador:
“En cierta oportunidad, mi esposa le preguntó al presidente cómo eran las codornices. Jamás había visto una, así que él se las describió con lujo de detalles. Poco después, sonó el teléfono en nuestra cabaña. (Amos y su esposa vivían en una cabañita situada dentro de la propiedad de los Roosevelt, en Oyster Bay.) Mi esposa contestó, y era el propio señor Roosevelt. La llamaba -dijo él- para avisarle que había una codorniz frente a su ventana y que si se asomaba, la vería. Esos detalles eran muy propios de él. Siempre que pasaba por nuestra cabaña, aunque no nos viera, lo escuchábamos llamar: “¡Hola, Annie!”, o “¡Buenos días, James!” Era su saludo habitual al pasar.” ¿A qué empleado no le va a gustar un hombre así? ¿A quién no le va a gustar?

– La cortesía no cuesta nada y sin embargo compra cosas que no tienen precio.

– Muéstrate alegre, de todas las cosas que luces tu expresión es la más importante.

– La felicidad es un perfume que no puedes derramar sobre los demás sin que te caigan a ti unas gotas.

– Los estudios demuestran que para sobrevivir es necesario tener una relación estrecha con otra persona. – S. Dobovsky, Univ. de Colorado

– Todo el mundo quiere un amigo, pero pocos se ocupan de serlo.

– La maledicencia (chisme, murmuración) aniquila a tres personas. A la que habla, aquella contra quien se dirige, y a la que escucha. – Maimonides

– Apreciémonos mutuamente, porque no sabemos cuánto tiempo nos tendremos los unos a los otros. – Joshua Loth Liebman

– Lo que se consigue fácilmente con cortesía rara vez se consigue por la fuerza.

– ¡Solamente los novatos quieren ser jefes y mandar a todo el mundo!

– Evita los dichos graciosos a expensas de los demás.

– Ante todo debéis guardaros de las sospechas, porque éste es el veneno de la amistad. – Agustín de Hipona

– Quien siembra cortesía, siega amistad, y quien planta bondad, recoge amor.

– De todo lo que llevas, tu sonrisa es lo que mejor te sienta.

– No te apresures a enojarte porque el enojo reposa en el seno de los necios, los que montan en cólera siempre terminan por los suelos.

– Uno de los directivos de la Univ. de Yale le aconsejó a un ex director de Ohio State: “Sé muy considerado con tus mejores estudiantes. Alguno de ellos regresará un día como profesor. También debes ser considerado con los malos estudiantes, algún día uno de ellos vendrá y donará un laboratorio de 2 millones de dólares”.

– El mejor ejercicio para el corazón es agacharse para levantar a alguien.

Una palabra irresponsable: puede encender discordia.
Una palabra cruel: puede arruinar una vida.
Una palabra de resentimiento: puede causar odio.
Una palabra brutal: puede herir o matar.
Una palabra amable: puede suavizar las cosas.
Una palabra alegre: puede iluminar el día.
Una palabra oportuna: puede aliviar la carga.
Una palabra de amor: puede curar y dar felicidad.

– Tolstoi, el más grande de los escritores rusos, pasaba por una calle un día, cuando se le acercó un mendigo a pedirle una limosna. El gran escritor buscó en sus bolsillos, pero al encontrarlos vacíos le dijo: “Por favor no te enfades conmigo, hermano, pero la verdad es que no tengo nada. Si tuviera de buena gana te daría”. Al mendigo se le iluminó la cara y dijo: “Me has dado más de lo que pedí. Me has llamado hermano”.

– Lo mejor que se puede hacer a espaldas de alguien es… ¡darle unas palmaditas!

– Sólo tenemos éxito allí donde somos de provecho, no donde nos aprovechamos.

– No hablaré mal de hombre alguno y de todos diré todo lo bueno que sepa. -Benjamín Franklin

– Una vecina de Einstein, madre de una niña de diez años, notó que su hija lo visitaba con frecuencia. La mujer estaba extrañada ante lo cual la niña explicó: “Es que me resultaban muy difíciles los deberes de matemáticas. Todos decían que en el 112 vive un gran matemático que es además un señor muy bueno. Le pedí que me ayudara. Lo hizo de buena gana y me explicó todo muy bien. Me dijo que regresara siempre que me encontrara con algún problema difícil”. Sorprendida ante el descaro de su hija, la madre fue a la casa de Einstein a disculparse. Einstein le dijo: “No tiene porque disculparse. He aprendido yo más de ella con las conversaciones que hemos mantenido”.

– Mucho depende de tu actitud. Te darás cuenta que si esperas encontrar algo positivo o  negativo en las personas o en las circunstancias. Casi siempre lo encontrarás.

– Todavía he de encontrar a un hombre que no mejorará su trabajo ni le pusiera más empeño bajo un espíritu de elogio que bajo un espíritu de crítica. – Charles Schawb

– La enseñanza primordial que me ha dejado una larga vida es que la única manera de que un hombre sea digno de confianza es confiar en él. En contraste, la forma más certera de que sea indigno de ella es desconfiar de él y además demostrarle esa desconfianza. – Henry L. Stimson

– Saludaré este día con amor en mi corazón. Porque este es el secreto más grande del éxito en todas las empresas. La fuerza muscular podrá partir un escudo y aun destruir la vida, pero sólo el poder invisible del amor puede abrir el corazón del hombre y hasta que no domine este arte no seré mas que un mercachifle en el mercado. Haré del amor mi arma más poderosa y nadie a quien yo visite podrá defenderse de su fuerza. – Og Mandino

– ¿Conoces tú, – el lector -, a alguien a quien desearías modificar, y regular, y mejorar? ¡Bien! Espléndido. Yo estoy a favor tuyo. Pero ¿Por qué no empiezas por ti mismo?

– Un gran hombre demuestra su grandeza por la forma en que trata a los pequeños. – Carlyle

– El carácter de un hombre se revela cuando se enoja y cuando habla de dinero. – Mauricio Gómez

– Un enemigo declarado puede ser una maldición, pero un falso amigo es aún peor.

– La sonrisa es el sistema de iluminación del rostro y el sistema de calefacción del corazón.

– La sonrisa es una curva capaz de enderezar muchas cosas.

– La sonrisa es una arruga que no debe eliminarse.

– No estás del todo vestido a menos que luzcas una sonrisa.

– Una amorosa sonrisa embellece mucho la apariencia.

– Una sonrisa nunca cuesta más ni vale menos.

– La alegría compartida es alegría doble y la pena compartida es media pena.

– Un amigo de verdad jamás se interpone en tu camino, a menos que estés yendo cuesta abajo.

– Un amigo de verdad es alguien que permanece a tu lado aun después de conocerte muy bien.

– Nadie puede enriquecerse tanto que pueda darse el lujo de perder un amigo.

– Jamás tendrás un amigo si buscas a alguien que sea perfecto.

– Es mejor evitar que tu amigo caiga, a tener que ayudarlo a levantarse.

– Hace muchos años un chico de diez años trabajaba en una fábrica de Nápoles. Su sueño era llegar a ser cantante, pero su primer maestro lo desanimó. “No has nacido para cantante”, le dijo. “No tienes buena voz. Suena peor que un sapo”. Pero su madre, una campesina humilde, lo consoló y le dijo que ella estaba segura que podía cantar bien y que ya estaba haciendo progresos, y anduvo descalza para poder ahorrar dinero y así pagarle las clases de música. El ánimo y aliento de aquella campesina transformaron la vida de su hijo. Se llamaba Enrico Caruso, y se convirtió en uno de los más grandes y famosos cantantes de ópera de su época.- Sé sincero en tus cumplidos. La mayoría de la gente nota la diferencia entre el azúcar y la sacarina.

– Vale más una simple rosa mientras se está con vida, que una costosa corona en la tumba.

– En un mundo donde existe la muerte, no deberíamos tener tiempo para odiar.

– Sé lo más amable que puedas hoy; tal vez mañana ya no estés aquí para serlo.

– Estudia la técnica del mayor ganador de amigos que ha conocido el mundo ¿Quién es? Tal vez te topes con él mañana mismo, andando por la calle. Cuando ya estés a tres metros de él, comenzará a mover la cola. Si te detienes a acariciarlo, prácticamente se desvivirá por demostrarte cuánto te quiere. Y tú sabrás que detrás de semejante muestra de afecto no hay otros intereses: que no te quiere vender ningún terreno ni casarse contigo. ¿Alguna vez te has puesto a pensar que el perro es el único animal que no tiene que trabajar para sobrevivir? La gallina tiene que poner huevos, la vaca tiene que dar leche, el canario tiene que cantar. ¡Pero el perro se gana la vida únicamente dando amor!- Hace años, una profesora de Detroit le pidió a Stevie Morris que le ayudara a encontrar un ratón que se había metido en el salón de clase. Es que ella apreciaba el hecho de que la naturaleza le hubiera dado a Stevie algo que nadie más tenía en la clase. La naturaleza había dotado a Stevie de unos oídos privilegiados para compensar su falta de visión. Sin embargo, aquella había sido la primera vez que alguien mostraba aprecio por el talento de Stevie. En la actualidad, muchos años después, él afirma que esa muestra de aprecio de su buen oído marcó el comienzo de una nueva vida para él. Pues desde entonces comenzó a desarrollar su gran talento y así llegó a convertirse, bajo el nombre artístico de Stevie Wonder, en uno de los más famosos cantantes y compositores populares de la década de los setenta.

– Dicen que la cortesía es contagiosa. Comencemos, pues, una epidemia.

– Lubricar las cosas con un poco de cortesía evitará muchas fricciones.

– Un verdadero amigo te dirá la verdad aunque momentáneamente te ofenda.

– No olvidemos que el aprecio es algo que todo el mundo aprecia.

– Cuando alguien se sonroja de vergüenza, cuando alguien sale herido, cuando algo sagrado es profanado, cuando la debilidad ajena es objeto de burla, cuando se recurre a la vulgaridad para hacer reír, cuando se hace llorar a un niñito, o cuando alguien queda excluido: Es que el chiste es malo.

– El aprecio es como una póliza de seguro: debe ser renovado de vez en cuando.

– La necesidad menos satisfecha de la humanidad es la necesidad de aprecio.

– Se puede evaluar la personalidad de un hombre por la manera en que trata a los que no tienen nada que ofrecerle.

– Es agradable ser importante, pero más importante es ser agradable.

– El único freno que puede detener la lengua es un poquito de amor.

-Un buen amigo seguirá pensando que eres un tipo brillante a pesar de que andes un poco apagado de vez en cuando.- Si tu vecino es un buen amigo se quedará conversando contigo a través de la cerca aunque sepa que se está perdiendo su programa favorito de TV.

– Un amigo fiel es alguien que da la cara por ti aun cuando no estás presente.

– Un amigo que vale la pena es aquel que escucha tus más profundos pesares y los siente como si fueran suyos.

– Trata a tus amigos como una cuenta bancaria: procura no sacar demasiado de ninguno de los dos.

– Es de necios creer que un amigo podrá guardar un secreto cuando tú no pudiste hacerlo.

– Las personas que saben refrenar la lengua rara vez tienen problemas para retener amigos.

– Empatía: Sentir el dolor ajeno.

– Las palabras amables son la música de la vida.

– Haz bien a tu amigo para que continúe siéndolo, y a tu enemigo para convertirlo en amigo.

– El principio más profundo del carácter humano es el anhelo de ser apreciado. – William James

– Es una virtud tener la capacidad para despertar entusiasmo entre los hombres, ya que la forma de desarrollar lo mejor que hay en el hombre es por medio del aprecio y del aliento.

– Nada hay que mate tanto las ambiciones de un hombre como las criticas mal dadas de sus superiores.

– La amistad duplica tus alegrías y divide tus penas.

– Una cualidad básica para relacionarse bien con otras personas es la empatía. La palabra viene del vocablo griego “empátheia” y quiere decir “participación afectiva”. La empatía consiste en enfocar la vida desde el punto de vista de otro, sentir lo que otro siente, entender cómo percibió una persona un hecho ocurrido.

– ¿Alguna vez, antes de conocer a una persona, da por sentado que no va a ser de su agrado? ¿Alguna vez, antes de ir a cierto sitio, resuelve: “No me va a gustar”? ¿O antes de asistir al paseo de la empresa, piensa que será aburrido? La verdad es que normalmente uno se encuentra justo con lo que esperaba encontrarse. Nuestra predisposición determina anticipadamente nuestra forma de ver las cosas. -Paul Faulkner

– La única forma posible de duplicar la felicidad es dividiéndola, busca a quien hacer feliz y te encontrarás la felicidad.

– Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte, y el que domina su espíritu, que el que se toma una ciudad.

– Pocas cosas ayudan más a un individuo que encomendarle responsabilidades y depositar confianza en él.

– Una vida dedicada a satisfacerse a uno mismo no satisface nunca a nadie.

– Los que les gusta vivir solos y para si mismos, tienden a ser corrompidos por sus compañías.

– La única manera de aprender a tener paciencia con los demás es saber que nosotros mismos también cometemos muchos errores.

– A la gente hay que mirarla por dentro, no solo por encima.

– El arte de elogiar es el principio del bello arte de agradar.

– Un pelirrojo muchacho polaco con talento, quería ser pianista. Sin embargo, ninguno de los maestros del conservatorio se lo aconsejaba. Le decían que tenía los dedos demasiado cortos y gruesos para tocar el piano. Más adelante compró una trompeta. Le volvieron a decir lo mismo, y que debía probar otro instrumento. En vista de que todos querían quitárselo de encima, decidió volver a estudiar piano.  Amargado y desanimado… un buen día tuvo la oportunidad de conocer al famoso pianista y compositor, Anton Rubinstein. El joven polaco tocó para él. Rubinstein lo elogió y lo alentó a seguir estudiando. El muchacho prometió estudiar siete horas al día. Esas palabras de ánimo cambiaron el destino de Jan Paderewski.

– Nathanael Hawthorne, habiendo perdido su puesto en el gobierno, regresó a su casa, abatido y casi desesperado. Después de un tiempo, al enterarse su esposa de la causa de su tristeza, en lugar de reprocharle su fracaso, puso papel y pluma en el escritorio, y tras encender el fuego en la chimenea, lo abrazó y le dijo: “Ahora podrás escribir tu libro”. El hombre cobró ánimo y el mundo se benefició con “La letra escarlata”.- Las sonrisas tienen el mismo efecto en la gente que el sol sobre las flores. Sin duda parecen insignificantes, pero es inconmensurable el bien que hacen si se esparcen a lo largo del camino.

– El que no escucha si no una de las partes de un conflicto no escucha sino la mitad.

– No juzgues a otra persona hasta verte envuelta en su pellejo. Elogia en voz alta, acusa en voz baja.

– Uno no tiene que ir en auto para atropellar a la gente, cuando señalo a mi prójimo con un dedo hay otros tres dedos que me están señalando a mí.

– Las palabras alientan o abaten, salvan o condenan.

– La vida es como un partido de tenis no puedes ganar sin servir. El que hace un bien a otro a sí mismo se hace el bien.

– Las mejores cosas de la vida son las que se comparten.

NO DIGAS…

No digas todo lo que sabes,
no hagas todo lo que puedes,
no creas todo lo que oyes,
no gastes todo lo que tienes.

PORQUE…
El que dice todo lo que sabe,
el que hace todo lo que puede,
el que cree todo lo que oye,
el que gasta todo lo que tiene.

MUCHAS VECES…
Dice lo que no conviene,
hace lo que no debe,
juzga lo que no sabe,
gasta lo que no tiene.

– Si quieres recoger miel no des de puntapiés contra la colmena. – Dale Carnegie

– Toda persona es importante y merece que se le escuche. No finja estar escuchando.

– Sé primero tú lo que quisieras hacer de los demás. Puede que las palabras amables y elocuentes no mueran nunca pero se ven bastante enfermizas sin obras.

Cuenta una sarcástica historia sobre una afortunada señora que se encontró una lámpara mágica. Después de emocionadamente frotarla salió de ella un inmenso genio que se ofreció a concederle cualquier deseo que le pidiera, con la única condición que lo que le diera también se lo concedería a su vecina pero en doble porción.Inicialmente la mujer se emocionó y pronto decidió que quería una inmensa mansión, pero reflexionando un poco le pareció que no era buena idea que su vecina tuviera dos mansiones. Así que pensó más bien en pedirle una lujosa limosina, pero… ¿dos para su vecina? Decididamente no deseaba que la vecina tuviera el doble de alguna de esas cosas. Así que después de recorrer su pensamiento por múltiples alternativas le dijo al genio. ¡Sácame un ojo! Y… a mi vecina… los dos.
Aunque obviamente la historia no es real, si vale la pena preguntarse, si de vez en cuando eso sucede en nuestro corazón.

– Manifiesta elogio o aprecio antes de presentar una critica.

– En general, es mejor ser generosos con los elogios, pero precavidos con las críticas.

– Cuando Alejandro Magno visitó a Diógenes y le preguntó si podía hacer algo por él, el famoso maestro respondió: “Lo único que le pediría es que no me tape la luz”.

– Interesándose por los demás, uno puede hacer más amigos en dos meses que los que podría hacer en dos años tratando de que los demás se interesen por uno.

– Todos los hombres que conozco son superiores a mí en algún sentido. En ese sentido aprendo de ellos. – R. Waldo Emerson

– El que sabe hablar sabe también cuando. – Arquímedes

– ¿Cuándo se acabarán los chismes y murmuraciones?… cuando no haya quien los escuche.

– Que agradable es… esa sensación inexpresable de sentirse seguro junto a una persona, sin tener que sopesar los pensamientos ni medir las palabras. Desahogarlo todo, grano y hojarasca juntos, tal como venga, sabiendo que una mano fiel lo pasará todo por el tamiz, luego guardará lo que valga la pena guardar, y con el aliento de la bondad borrará el resto.

– El chisme y las murmuraciones es lo más pernicioso que existe, pues su labor nefasta es sembrar odio y rencor hasta destruir los más grandes lazos de amistad. – Simón Bolívar

– A veces nuestra mala actitud frente a determinadas persona o situaciones nos impide percibir la realidad de ellas.

– Si supiera lo que piensas, sabría cómo eres, porque nuestras vidas son el resultado de nuestros pensamientos. “Así cómo el hombre piensa en su corazón, así es”.

– El arte de saber escuchar es indispensable para el éxito en cualquier empresa.

– La diferencia entre la apreciación y la adulación es muy sencilla, una es sincera y la otra no.

– Trata a todas el mundo con amabilidad, incluidos los que son antipaticos contigo pues debes recordar que no debes mostrar cortesía  a las demás por que ellas sean bien educadas sino por que lo eres tú.

– La verdadera actitud de conversación y dialogo, consiste en edificar sobre las observaciones de los demás y no en echarlas por tierra.

– El mejor de los cumplidos es amar a alguien tal como es.

– Siempre debemos ponernos en el lugar del otro. Si ese lugar nos causa molestias, es probable que al otro también se las cause.

– No se puede llegar al corazón del prójimo si no es con el nuestro.- La compasión se manifiesta cuando dos corazones tiran juntos de la misma carga.

– La amabilidad es el aceite que evita las fricciones de la vida.

– Sólo hoy una forma de cambiar una lengua desenfrenada, cambiando el espíritu de la persona.

– Es más fácil pensar y después actuar, que disculparte por actuar y después pensar.

– No hay nada tan majestuoso como la amabilidad, y nada tan noble como la verdad.

– Por muy inútil que sea un hombre, vale más su amistad que su odio.

– La amistad sólo se mantiene con vida mientras la alimentemos con bondad, compasión y comprensión.

– De sabios es enriquecer la vida con amistades.

– Podemos extender la mano de la amistad, pero no podemos obligar al otro a que la tome.

– Estamos equivocados si pensamos que la amistad es algo que se recibe y no algo que se da.

– Una verdadera amistad se parece a la buena salud: no se aprecia su valor hasta que uno la pierde.

– Un buen amigo es como la pasta de dientes: en un “apretón”, ¡aparece!

– Un amigo es alguien que está a tu lado cuando necesitas cuidado.

– Te ganarás más amigos con los oídos que con la boca.

– Los elogios tienen el mismo efecto que el ajo en la ensalada: un poquito llega muy lejos.

– Perdona siempre a tus enemigos: nada los desconcierta tanto.

– El que habla lo que quiere, escucha lo que no quiere. – Terencio

– Un hombre convencido contra su voluntad no esta convencido.