niños de la calle

LA VIDA DE LOS NIÑOS DE LA CALLE

Esos niños de la calle, que encuentras fácilmente en el centro de Bogotá y los barrios más pobres, viven en edificios en desuso, o en cualquier rincón donde puedan dormir sin ser agredidos ni descubiertos por la policía o quien quiera abusar de ellos o robarles las ganancias del día. Son huérfanos, o han sido abandonados o expulsados de sus hogares. Víctimas del abandono por familiares incapaces de sostener a todos sus hijos, o simplemente malos padres. Algunos eligen vivir en la calle a raíz de maltratos sufridos en su casa, aún tienen lazos con familiares con los que solo se relacionan de forma ocasional o involuntaria,
Hay otros que pasan todo el día en la calle, y duermen en su casa o chabola con varios hermanos de diferentes padres, y una madre poco capacitada para atenderles adecuadamente, a la que dan parte de sus ganancias.  La mayoría, eventualmente se ven empujados a una estancia más permanente en la calle.
Andan en grupo y establecen sus propios círculos sociales de protección, venta ambulante, camaradería, robo, mendicidad, drogadicción, prostitución, etc.
Aunque para la sociedad son pequeños delincuentes, en realidad son víctimas de muchos abusos y explotación. La mayoría no llegan a ser adultos, mueren por enfermedades, violencia o inhalar pegante o bazuco (residuo barato de la cocaína). También son víctimas de la “limpieza social”, es decir, niños asesinados por “escuadrones de limpieza” organizados por comerciantes locales en colaboración con la policía o grupos parapoliciales.
“El número exacto de niños en estas condiciones es imposible de cuantificar, pero las estadísticas hacen pensar en decenas de millones alrededor del mundo. Es probable que estas cifras estén aumentando” (UNICEF).
                                   
Sería demasiado largo cubrir todos los temas que afectan la rehabilitación de un niño que no ha tenido infancia. El perdón es clave para no anclarse en el pasado, no sufrir al acordarse de las experiencias del pasado. Pero, este problema afecta a todo el mundo, independientemente de si ha tenido una infancia buena o no, porque la reacción a lo sucedido pude ser tan determinante como el hecho. Por eso, en la siguiente presentación de Power Point, puedes reflexionar sobre tu capacidad para superar los eventos negativos de tu pasado.

Es nuestro propósito ofrecerles un refugio con una vida digna. Pero superar todo mal ocurrido en el pasado para avanzar hacia el futuro, también es parte de nuestro esfuerzo.