Solidaridad

– Es verdad que el hombre, sea quien sea, es demasiado debil para detener la injusticia, pero no para protestar cada vez que ésta actúa. Es incapaz de eliminar el hambre del mundo, pero cada vez que da de comer a un niño hambriento, toma posición frente al hambre. Es impotente contra la muerte, pero cada vez que tiende la mano a un desesperado, se hace su aliado contra la muerte. Y sobre todo contra la indiferencia. Elie Wiesel

– Lo opuesto de amor, no es odio, es la indiferencia. Lo opuesto de fe no es herejía, es la indiferencia. Y lo opuesto de vida no es muerte, es la indiferencia. Porque por la indiferencia se muere antes de estar muerto. Elie Wiesel